Aumente el valor de retorno de inversión de su empresa (ROI) en productos informáticos adquiriendo equipos de segunda mano, reacondicionados y usados. DaBergy es la solución para la economía de hoy.

Según una encuesta realizada por CIO.com, ahora más que nunca las empresas buscan comprar y actualizar sus equipos de computación para sus inversiones en informática. Si bien antes se consideraba una alternativa para reducir los costos informática, hoy la tendencia es comprar equipos reacondicionados en el mercado de segunda mano.

La compra de hardware usado y certificado es una forma rentable para que las empresas accedan al hardware que necesitan sin la fuerte inversión financiera de comprar una marca nueva.

¿Qué se considera equipo reacondicionado?

• La orden fue cancelada. El artículo ya no se puede considerar “nuevo” ya que técnicamente se ha comprado.
• La caja de envío fue abierta y re-empaquetada.
• Los artículos se devolvieron debido a alguna pieza defectuosa, y se han reconstruido con piezas que funcionan y se venden a un precio menor.
• Las marcas venden a precios significativamente más bajos aquellos equipos que salen de contratos de arrendamiento o de mantención.


El equipo reacondicionado pasa rigurosos estándares de prueba, por lo que su rendimiento y tasa de falla es el mismo o mejor de una maquinaria completamente nueva, pero por un precio mucho menor.

El hardware a menudo está sujeto a situaciones desgaste, caídas, derrames y otros accidentes. Al comprar equipos reacondicionados, menos costosos, la pérdida monetaria no será tan perjudicial.

Las empresas que tienen equipos de generaciones anteriores pueden optar por modelos renovados o upgrades a sus equipos existentes, en lugar de verse obligados a comprar equipos nuevos, por un precio mayor con potenciales problemas de compatibilidad.
Debido a su menor precio, los productos reacondicionados permiten reemplazar el hardware con mayor frecuencia.
Comprar equipo reacondicionado implica reducir los volúmenes cada vez mayores de desechos electrónicos.
Debido a que los equipos reacondicionados se han probado justo antes de la venta, es menos probable que haya fallas a futuro.